San Pedro de Macorís, Rep. Dom.
por Junior Capsula.

Calle Sánchez #9, San Pedro de Macorís


Culto de Acción de Gracias
Por la Vida de
Doña Angélica Guante


La imagen puede contener: 2 personas, primer plano






INTROITO:

En medio de la vida, estamos en muerte; ¿a quién acudiremos por socorro, sino a ti, oh Señor, que estás indignado justamente por nuestros pecados?
Santo Dios, Santo Poderoso, Santo y misericordioso Salvador, líbranos de las amarguras de la muerte eterna.

Tú conoces, Señor, los secretos de nuestros corazones; no cierres tus oídos a nuestro ruego, mas líbranos, oh Señor.
Santo Dios, Santo Poderoso, Santo y misericordioso Salvador, líbranos de las amarguras de la muerte eterna.

Digno y eterno Juez, en nuestra última hora no permitas que nos apartemos de ti, a causa de las aflicciones de la muerte.
Santo Dios, Santo Poderoso, Santo y misericordioso Salvador, líbranos de las amarguras de la muerte eterna.


HIMNO: HOY SEÑOR TE DAMOS GRACIAS

Coro: Hoy, Señor, te damos gracias,
Por la vida, la tierra y el sol.
Hoy, Señor, queremos cantar
Las grandezas de tu amor.

1. Gracias, Padre, mi vida es tu vida, tus manos amasan mi barro, mi alma es tu aliento divino, tu sonrisa en mis ojos está. Coro

2. Gracias, Padre, Tú guías mis pasos, Tú eres la luz y el camino, conduces a ti mi destino como llevas los ríos al mar. Coro



3. Gracias, Padre, me hiciste a tu imagen, y quieres que siga tu ejemplo brindando mi amor al hermano, construyendo un mundo de paz. Coro

Celebrante: El Señor sea con ustedes.
Pueblo: Y con tu espíritu.
Celebrante: Oremos.


Oh Dios, que por la gloriosa resurrección de tu Hijo Jesucristo, has destruido la muerte y has hecho irradiar La vida y la inmortalidad: Concede que tu sierva ANGELICA GUANTE resucitando con ella, conozca la fortaleza de su presencia y se regocije en su gloria eterna; quien contigo y el Espíritu Santo vive y reina, un solo Dios, por los siglos de los Siglos. Amén.

LECTURAS BIBLICAS

& Sabiduría 3:1-5, 9

1 La gente buena está bajo el cuidado de Dios y no tendrá ningún sufrimiento. 2 Los malvados creen que los buenos están muertos en vida y acabados para siempre. Piensan que su muerte es un terrible castigo, 3 y que han sido destruidos; pero ellos realmente disfrutan de mucha paz. 4 Aunque muchos piensan que su muerte ha sido un castigo, ellos estaban seguros de que vivirían para siempre. 5Dios los puso a prueba un tiempo como se prueba el oro en el fuego, pero al final los aceptó como una ofrenda agradable. 9 Los que confían en Dios conocerán la verdad. Los que son fieles a Dios vivirán para siempre en su amor, porque Dios es bondadoso y premia a sus elegidos.

Lector: Palabra del Señor Pueblo: Demos gracias a Dios


& Salmo 23

1. El Señor es mi pastor; *
Nada me faltará.
2. En verdes pastos me hace yacer;*
Me conduce hacia aguas tranquilas.
3. Aviva mi alma*
Y me guía por sendas seguras por amor de su Nombre.
4. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno;*
Porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento.
5. Aderezarás mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;*
Unges mi cabeza con óleo; mi copa está rebosando.
6. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán
Todos los días de mi vida, *
Y en la casa del Señor moraré por largos días.

& Apocalipsis 7:9-17
9 Después de esto, miré y vi una gran multitud de todas las naciones, razas, lenguas y pueblos. Estaban en pie delante del trono y delante del Cordero, y eran tantos que nadie podía contarlos. Iban vestidos de blanco y llevaban palmas en las manos. 10 Todos gritaban con fuerte voz: "¡La salvación se debe a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero!" 11 Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se inclinaron delante del trono hasta tocar el suelo con la frente, y adoraron a Dios 12 diciendo: "¡Amén! La alabanza, la gloria, la sabiduría, la gratitud, el honor, el poder y la fuerza sean dados a nuestro Dios por todos los siglos. ¡Amén!" 13 Entonces uno de los ancianos me preguntó: "¿Quiénes son estos que están vestidos de blanco, y de dónde han venido?" 14 "Tú lo sabes, señor", le contesté. Y él me dijo: "Estos son los que han pasado por la gran tribulación, los que han lavado sus ropas y las han blanqueado en la sangre del Cordero. 15 "Por eso están delante del trono de Dios, y día y noche le sirven en su templo. El que está sentado en el trono los protegerá con su presencia. 16 Ya no sufrirán hambre ni sed, ni los quemará el sol, ni el calor los molestará; 17 porque el Cordero, que está en medio
del trono, será su pastor y los guiará a manantiales de aguas de vida, y Dios secará toda lágrima de sus ojos."



Lector: Palabra del Señor Pueblo: Demos gracias a Dios

HIMNO GRADUAL: TU PALABRA ME DA VIDA

Coro: Tu Palabra me da vida, confío en ti, Señor.
Tu Palabra es eterna, en ella esperare.

1. Dichoso el que con vida intachable,
Camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus preceptos,
Lo busca de todo corazón. Coro.

2. Postrada en el polvo está mi alma,
Devuélvame la vida tú Palabra;
Mi alma está llena de tristezas,
Consuélame, Señor, con tus promesas. Coro.

3. Escogí el camino verdadero,
Y he tenido presente tus decretos;
Correré por el camino del Señor,
Cuando me hayas ensanchado el corazón. Coro.


& Lectura de Juan 14:1-6

No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. Ustedes ya conocen el camino para ir adonde yo voy. Dijo entonces Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas, así que ¿cómo podemos conocer el camino? Yo soy el camino, la verdad y la vida le contestó Jesús. Nadie llega al Padre sino por mí.

Lector: Palabra del Señor Pueblo: Demos gracias a Dios


MENSAJE Por: Rda. Milquella Mendoza

ORACION DE LOS FIELES.
FORMULA A

Por nuestra hermana ANGELICA GUANTE, oremos a nuestro Señor Jesucristo que dijo:”Yo soy Resurrección y yo soy vida”

Señor, tú consolaste a Marta y a Maria en su aflicción: acércate a nosotros que lamentamos la muerte de ANGELICA, y enjuga las lágrimas de los que lloran.
Escúchanos, señor

Tú lloraste ante la tumba de Lázaro, tu amigo: consuélanos en nuestro pesar.
Escúchanos, Señor

Tú levantaste los muertos a la vida; concede a nuestra hermana la vida eterna.
Escúchanos Señor

Tú prometiste el paraíso al ladrón penitente; lleva a nuestra hermana al gozo del cielo.
Escúchanos, Señor

Nuestra hermana fue lavada en el Bautismo y ungida con el Espirita Santo; concédele comunión con todos tus santos.
Escúchanos Señor

Ella se nutrió con tu cuerpo y Sangre; concédele un lugar en la mesa de tu reino celestial.
Escúchanos, Señor

Confórtanos en la tristeza por la muerte de nuestra hermana; que la fe sea nuestro consuelo y la vida eterna nuestra esperanza.



OREMOS:

Señor Jesucristo, te encomendamos a nuestra hermana ANGELICA que renació por el agua y el Espíritu en el Santo Bautismo. Concede que su muerte nos recuerde tu victoria sobre la muerte y sea ocasión para que renovemos nuestra confianza en el amor de tu Padre. Danos, te rogamos, la fe para caminar hacia donde tú nos has precedido; y donde vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO: ¡DEMOS GRACIAS AL SEÑOR!

Coro: Demos gracias al Señor, demos gracias,
Demos gracias al Señor.

1. //En la mañana que se levanta,
El día canta y yo canto al Creador.// Coro

2. //Cuando en mi pecho la vida siento
Mi pensamiento sonríe al Creador.// Coro

3. //Cuando palpitas en mi latido
Agradecido yo canto al Creador.// Coro

4. //Cuando la noche se despereza
Con sueño reza y yo rezo al Creador.// Coro

Oremos como nuestro Salvador Cristo nos enseñó.

PADRE NUESTRO

Entonces se puede decir:

Dale, Señor, el descanso eterno: Y brille para ella la luz perpetua.

Que su alma, y las almas de todos los difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Amén.



Oración final:

El Dios de paz, que resucitó de entre los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran Pastor de las ovejas, por la sangre del eterno pacto: Les haga perfectos en toda buena obra para hacer su voluntad, efectuando en ustedes lo que es agradable en su presencia; por Jesucristo, a quien sea dada gloria, por los siglos de los siglos. Amén.

HIMNO: “HAY UN MUNDO FELIZ”

Hay un mundo feliz más allá, donde ángeles cantan en luz tributando eterno loor al invicto, glorioso Jesús.

Coro En el mundo feliz reinaremos con nuestro Señor en el mundo feliz reinaremos con nuestro Señor.
Cantaremos con gozo a Jesús, al Cordero que nos rescató, que con sangre vertida en la cruz los pecados del mundo quitó.

Para siempre en el mundo feliz con los santos daremos honor al invicto, glorioso Jesús, a Jesús, nuestro Rey y Señor.













































































































































Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente