Subscribe Us

Estados Unidos alcanzó 700,000 muertes por COVID-19 pese al proceso masivo de vacunación.


 

Aunque el proceso de vacunación contra el COVID-19 ha sido masivo en todo EE.UU., los estragos de la pandemia continúan y este viernes alcanzó la cifra histórica de 700,000 casos, refrendando su lugar como el país con más víctimas mortales y contagios en todo el mundo.

Las muertes durante el verano han influido para que esta alarmante cifra haya llegado, y reafirma que la pandemia del coronavirus ha superado en cuanto a víctimas a la pandemia de influenza, que azotó a la nación entre 1918 y 1919, matando a 675,000 personas aproximadamente.

El número de pacientes hospitalizados por el COVID-19 ha ido en disminución a unos 75,000 a comparación de los 93,000 de principios de septiembre, y el promedio de nuevos casos diarios está ubicado alrededor de los 112,000 por día, representando una baja de un tercio en las últimas tres semanas.

Pero expertos en salud prevén que pueda haber otro aumento de casos para el tramo final de 2021 por el invierno que está por llegar, y que la cuarta ola pandémica ha llegado a su punto más alto en el país, sobre todo en el sureste, en donde la capacidad de los hospitales rebasaba la necesaria; asimismo, estados del norte continúan batallando por aumentos de casos.

Millones de personas faltan por ser vacunadas a nivel nacional

En cuanto a la vacunación, se estima que 70 millones de personas en Estados Unidos elegibles para la vacuna no lo han hecho, algo que ha contribuido para la que los contagios puedan aumentar a causa de la variante delta del COVID-19, reseñó The Associated Press.

“Si no estás vacunado o no tienes protección de la infección natural, el virus te va a encontrar”, indicó Mike Osterholm, quien es director del Centro de Estudios y Políticas de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Por otra parte, las cifras de las muertes por COVID-19 también han tenido una disminución, con un promedio de 1,900 diarias que bajaron ligeramente en comparación con las más de 2,000 de la semana pasada, pero este viernes se acercó aún más a los 700,000 fallecidos.

[8:56 p. m., 2/10/2021] Edson Reinoso Red Nacional De Comunicadores: Reino Unido evalúa otorgar visas a 1,000 carniceros extranjeros para evitar el desabastecimiento. @navas_mundial

Por RT.- La carencia de carniceros alentó a las autoridades del Reino Unido a evaluar medidas por temor a que se produzca un desabastecimiento de productos cárnicos en las góndolas durante los próximos meses. Por eso, analizan la posibilidad de otorgar 1,000 visas a carniceros extranjeros, con lo que intentarían revertir la crisis de similares características a la que atraviesan por la falta de transportistas de combustibles.

Según publicó The Times, la secretaria de Interior, Priti Patel, se opone a esta medida por entender que puede ser el puntapié inicial de la industria para regresar a la libre circulación, tras los cambios provocados por la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

“Estamos monitoreando de cerca la oferta de mano de obra”, expresó un portavoz del Ministerio del Interior, que agregó que trabajan con representantes del sector de la carne para resolver las complicaciones. Además, señaló que la intención es que “los empleadores realicen inversiones a largo plazo en la fuerza laboral del Reino Unido en lugar de depender de la mano de obra del extranjero”.

En ese sentido, manifestó que apuntan a que los trabajadores puedan desarrollar “nuevas habilidades”. “El Gobierno anima a todos los sectores a hacer que el empleo sea más atractivo para los trabajadores domésticos a través de la oferta de formación, opciones de carrera y salario”, continuó.

Por su parte, la Asociación Británica de Procesadores de Carne advirtió que faltan unos 15.000 trabajadores, por lo que deben centrarse en las tareas básicas para evitar el desabastecimiento de los comercios.

La crisis del combustible

La falta de trabajadores también afecta el transporte de gasolina y diésel hasta las estaciones de servicio, lo que derivó en un desabastecimiento y en la formación de extensas filas en las gasolineras que aún disponían de combustible.

Esta situación provocó que el precio de los carburantes alcanzara su nivel más alto en ocho años, mientras que se espera un nuevo salto como consecuencia de la tendencia alcista de los costes de energía al por mayor.

Publicar un comentario

0 Comentarios