Subscribe Us

El ex Ministro de Defensa, general retirado José Miguel Soto Jiménez, manifestó su respaldo a que República Dominicana endurezca las medidas frente a la situación en que se encuentra Haití, como mecanismo de defensa de su integridad territorial.


Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, manifestó que Haití constituye una amenaza para República Dominicana.

“¿Qué debe hacer el presidente? Yo no soy quién para decir lo que debe hacer, pero lo que hay que hacer es endurecer las medidas, no aflojarse, endurecerse”, adujo.

El alto militar en retiro e intelectual comentó que se ha informado oficialmente, si hay 11,000 soldados custodiando la frontera y se debe aumentar a 15,000, el país está en capacidad de hacerlo sin descuidar la retaguardia.

Soto Jiménez advirtió que con esto no es que el país desatará una cacería de brujas, pero la frontera debe ser cuidada ante la amenaza que representa Haití para el país.

“No una amenaza militar y lo he dicho varias veces, pero hay que explicárselo a la población: cuando digo que no es una amenaza militar, habría que agregar convencional porque Haití no tiene ejército formal, la correlación de fuerzas favorece mucho a la República Dominicana, desde hace tiempo, entonces no podemos hablar de una amenaza militar”, subrayó.

El historiador observó que los problemas en Haití siempre se han reflejado en República Dominicana desde hace más de 300 años y expresó su apoyo a las atinadas medidas tomadas por el presidente Luis Abinader, empoderado de la ley, para defender el país.

“Quizás es la más grave amenaza que ha tenido jamás el Estado dominicano: ese Haití desvalido, hambriento, con todos los problemas, el país más pobre del hemisferio occidental es Haití”, adujo.

Manifestó que la anomia del vecino país perjudica a República Dominicana, por el aumento de la migración ilegal, el contrabando y otros problemas.

En ese sentido, el alto mando en retiro dijo que Haití no es un Estado fallido, sino que se encuentra en la muerte del Estado.

“Y por qué yo hablo de la muerte del Estado y voy a poner un ejemplo tipo, ¿Qué está pasando en Somalia? ¿Qué ha pasado en Somalia? La muerte del Estado ¿Cuáles son los síntomas de la muerte del Estado? Número uno, la pérdida del monopolio legal de la violencia, eso ha pasado, ¿dónde se ha mudado? del Estado a las bandas”, argumentó.

Soto Jiménez cita como un segundo problema la pérdida del control del territorio nacional en Haití, que también está tomado por las bandas.

“Entonces el Estado no existe, no hay presidente, hay un primer ministro, como dicen los venezolanos: al que nadie le para bola”, agregó, tras sostener que hay un canciller que ha sido corregido y él mismo se ha disculpado.

Consideró que hay, sin lugar a duda, motivos de preocupación por la situación en que se encuentra Haití actualmente, donde no hay con quién dialogar y la comunidad internacional “soltó en banda” ese país.

“Pero a propósito de preocupación, creo que el mensaje que debemos llevar a la población, y ese es uno de los deberes, es lo que decía el general Ulises Heureaux (Lilís): Yo no me preocupo, me ocupo”, subrayó.

Aseguró que las bandas no representan ningún peligro militar para el país, porque no hay estructuración, entrenamientos, unidad de mando, gradualidad, ni mandos naturales.

“Hay contrabando de todo tipo en la frontera”

El ex Ministro de Defensa, general retirado José Miguel Soto Jiménez, sostuvo que en la frontera hay muchos problemas, como son el contrabando de armas, de todo tipo, el narcotráfico, la trata de personas y la migración ilegal.

“Ese es un problema de toda la frontera, eso no justifica los fallos que ha habido tradicionalmente en la frontera, pero no son exclusivos de las Fuerzas Armadas”, adujo.

El exembajador en Taiwán aseguró que la población debe tener claro en su sano juicio y la apreciación de la situación de que los militares no trazan la política.

“Los militares son un instrumento de la política, según la Constitución de la República. En los momentos en que han trazado la política, entonces esto no es democracia”, acotó.

Planteó que la democracia en el país ha costado mucho y ese sistema político que hay que proteger “es lo que no diferencia básicamente de Haití”.

Soto Jiménez consideró que uno de los retos dominicano es no llegar a parecerse a Haití.

Afirmó que las Fuerzas Armadas no están para estudiar ninguna amenaza desde Haití, sino ejecutar el mandato Constitucional a través de sus mandos naturales, que es defender la territorialidad, la soberanía y la seguridad del pueblo.

Aseguró que hay una mayoría inmensa de dominicanos que apoya su país, por encima de las luchas políticas.

Destacó que los militares están actuando correctamente en la frontera, porque no están violando los derechos humanos.

Publicar un comentario

0 Comentarios